Una córnea bioartificial puede devolver la visión a los invidentes

Una córnea bioartificial puede devolver la visión a los invidentes.

Cuando la capa más externa del ojo, la córnea, está dañada o presenta alguna enfermedad, es necesario un trasplante de córnea procedente de un donante humano.

El problema es que existen actualmente más de 13 millones de personas en el mundo en esa situación, que se agrava aún más en países con bajos recursos o en desarrollo, lo que provoca que solo uno de cada setenta pacientes pueda recibir el tratamiento de trasplante de córnea.

El transplante de cornea procedente de donantes implica que en la actualidad solo uno de cada setenta pacientes pueda recibir el tratamiento.

La noticia que nos ocupa hoy, aún tratándose de una prueba piloto, es muy esperanzadora, ya que permite realizar un trasplante de córnea sin necesidad de un donante humano.

Córnea bioartificial para devolver la visión a los invidentes
Córnea bioartificial, solución para devolver la visión a los invidentes

¿De dónde se obtiene la cornea si no hay donante humano?

La córnea está fabricada mediante bioingeniería y está compuesta principalmente por una proteína obtenida de moléculas de colágeno extraído de la piel del cerdo. Dichas moléculas de colágeno han sido depuradas y producidas en condiciones muy estrictas para poder ser utilizadas en el ojo humano. Se compactaron para formar un material resistente, duradero y fácilmente manipulable para su implantación en el ojo.

¿Cómo se ha realizado la prueba piloto?

La prueba piloto se ha realizado implantando la córnea bioartificial en 20 personas invidentes o a punto de perder la visión, dando unos resultados excelentes. Las operaciones se realizaron sin complicaciones curándose el tejido rápidamente y con un tratamiento de solo ocho semanas con colirios inmunosupresores para evitar el rechazo.

¿Qué ventajas representa el trasplante de córnea bioartificial?

La principal ventaja de las córneas bioartificiales radican en que no es necesario que exista un donante humano para realizar la operación, por lo que se podrá llegar a millones de personas que sin esta técnica nunca tendrían la posibilidad de recuperar la vista.

Por otro lado, otra serie de ventajas añadidas posicionan a la córnea bioartificial con una clara ventaja sobre las de donante humano:

  • Las córneas de donante deben utilizarse en un plazo de no más de dos semanas, las bioartificiales pueden conservarse hasta dos años antes de usarlas.
  • Al contrario de la córnea procedente de donante, la córnea bioartificial puede producirse en masa, con lo cual llega a muchos más pacientes al no depender de donantes.
  • La recuperación y posoperatorio es mucho mejor con la córnea bioartificial, amén de no necesitar el paciente tomar medicamentos durante años.

La lectura de este contenido no sustituye la visita al oftalmólogo, por favor acuda a un especialista médico para poder obtener un diagnóstico adecuado.